El reciclaje de neumáticos, el mejor ejemplo de ecosostenibilidad

Necesaria y bienvenida en el sector del reciclaje de neumáticos, La Estrategia Española de Economía Circular “España Circular 2030” (EEEC)  sienta las bases para superar la economía lineal e impulsar un nuevo modelo de producción y consumo en el que el valor de productos, materiales y recursos se mantengan en la economía durante el mayor tiempo posible; en el que se minimice la generación de residuos y se aprovechen al máximo aquellos cuya generación no se haya podido evitar, como es el caso de los neumáticos fuera de uso (NFU)

Tratamiento Neumáticos Usados (TNU), el sistema integrado de gestión de neumáticos fuera de uso, fue uno de los firmantes en 2017 del Pacto por una Economía Circular, y participante activo del mismo, comprometiéndose a impulsar la transición hacia un nuevo modelo de economía circular. Esta iniciativa impulsada por los ministerios de Agricultura y Pesca; Alimentación y Medio Ambiente; y Economía, Industria y Competitividad tenía como objeto implicar a los principales agentes económicos y sociales de España en esta transición hacia un futuro sostenible.  

El Importante Papel de los Neumáticos Fuera de Uso en la España Circular 2030

La Estrategia “España Circular 2030”, marca objetivos para esta década que permitirán reducir en un 30% el consumo nacional de materiales y recortar un 15% la generación de residuos respecto a 2010 para lograr una economía sostenible, descarbonizada, eficiente en el uso de los recursos y competitiva. 

Este proyecto pretende ser palanca para la recuperación económica tras la crisis sanitaria del COVID-19. Junto a ella, también se encuentra el anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados, propuesta que busca mejorar la gestión de residuos, entre ellos los NFU, con el fin de contribuir al cuidado de nuestro entorno, generar empleo “verde” así como potenciar el I+D+i y la creatividad para promover tanto el reciclaje como el diseño de productos ecoeficientes y duraderos para acabar con la obsolescencia programada.

El neumático es un producto clave para el desarrollo de la economía circular, puesto que una gestión adecuada de los NFU hace posible que éstos tengan una segunda vida a través del renovado, la valorización y la reutilización de sus componentes, favoreciendo la prevención de generación de residuos y la obtención de materias primas secundarias derivadas del caucho y el acero. Luchar eficazmente contra el fraude en este tipo de flujos de residuos, evitando los acopios incontrolados es de gran importancia para evitar problemas de contaminación ambiental derivados de vertederos ilegales, como el caso de Seseña. 

Por ello, en esta transición de modelo económico es tan importante el papel de entidades como TNU, empresa sin ánimo de lucro, especializada en la gestión, tratamiento y valorización de los NFU, que fomenta el reciclaje y recuperación de los neumáticos usados, donde el I+D+i juega un papel cada vez más importante a través de diferentes métodos de valorización como la Trituración criogénica y mecánica, o la renovación de neumáticos, energía eléctrica, Pirólisis, etc. Esto ha convertido a los neumáticos en paradigma y modelo adelantado de la economía circular, favoreciendo un menor consumo de recursos naturales.

El Reciclaje de Neumáticos: El Mejor Ejemplo de Economía Circular 

El tratamiento de los neumáticos fuera de uso representa un claro ejemplo del modelo de economía circular que cumple con los estándares europeos. Siguiendo las 4R: Reducir, Reutilizar, Reciclar y Recuperar, se aprovecha el 100% de los neumáticos que se procesan, en un círculo continuo que no genera desperdicios. Un viaje circular y eco-sostenible, que genera miles de puestos de trabajo directos e indirectos, preserva la materia prima y respeta el medio ambiente, ya que se aprovechan y optimizan los recursos por medio de la rotación de componentes de máxima utilidad y necesidad estratégica como la goma y el acero. Un ahorro ecológico y económico que repercute directamente a mejorar nuestra sociedad en pos de un futuro más sostenible.​

Reducir, Reutilizar, Reciclar, y Recuperar: Fuente de Empleo Verde

La industria del reciclaje de neumáticos también genera oportunidades económicas y empresariales, abre la puerta a la creación de nuevos empleos, así como a nuevas líneas de negocio y servicios. 

En este sentido, la Comisión Europea señala que la Economía Circular no sólo tendrá beneficios ambientales asociados a la correcta gestión de los residuos, a la protección del suelo, de las aguas, del aire, o del clima, sino que proporcionará beneficios económicos y sociales asociados. Se prevé un ahorro en materias primas por parte de la industria de 600.000 millones de euros (un 8% de la facturación anual de la UE en 2015) y se estima que la creación de empleo represente en torno a 580.000 nuevos puestos de trabajo asociados al nuevo modelo, de los cuales un 30% está asociado al pleno cumplimiento de la normativa comunitaria en materia de residuos, pero también asociados a la eco-innovación.

En relación con esto, el renovado y reciclaje de neumáticos usados es un extraordinario potencial de empleo directo e indirecto, y de riqueza en nuestro país. La investigación, el desarrollo tecnológico, la innovación, y la adaptación de un marco regulatorio inteligente, propiciará la aparición de  nuevos mercados y potenciará la competitividad empresarial para que España ruede hacia la consecución de los objetivos de la Economía Circular.

I+D+i Ecológico: Innovación al servicio de la Sostenibilidad

En la actualidad, los nuevos usos del neumático reciclado son cada vez más amplios. En el caso de no poder renovarse, estos van a plantas de reciclado donde se extraen y separan sus distintos componentes (caucho, fibra textil y acero). De la mano de los avances tecnológicos, sus materias primas se reutilizan para una lista inacabable de nuevos usos, entre ellos: mezclas asfálticas para carreteras más seguras, losetas de seguridad, pavimentos para parques infantiles y canchas deportivas, césped artificial, techos para viviendas, aislante acústico, eco-combustible, guardarrailes, suelas de zapatos, proyectos de obra civil, o acero regenerado de primera calidad. Una reencarnación final para una segunda vida en toda regla.

Los importantes avances en materia de I+D+i que se han producido en los últimos años para crear nuevas aplicaciones han permitido, por ejemplo, transformar la goma de los neumáticos usados en polvo micronizado. Alternativa sostenible y de alto rendimiento, que permite reemplazar al petróleo y a los materiales con base de caucho, ahorrando costes medioambientales, energéticos, y económicos. Utilizando la tecnología de turbomolino criogénico, el caucho se transforma en polvo a escala micrométrica con el que es posible desde imprimir en 3D múltiples materiales para la construcción (aislantes, tejados para viviendas… etc) hasta la producción de mezclas bituminosas para el asfaltado de carreteras más seguras, silenciosas y sostenibles. 

Estas aplicaciones son precisamente mencionadas en la Estrategia Española de Economía Circular, donde se hace referencia en su fomento desde el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (MITERD), con objeto de promover su reciclaje y valorización, cumpliendo así con los objetivos cuantitativos del Plan Estatal Marco de Gestión de Residuos (PEMAR 2016-2022). 

Reciclaje: Aliado para cuidar la biodiversidad y combatir la crisis climática

Uno de los aspectos más importantes para frenar el cambio climático es el reciclaje. Cada año, cerca de 1000 millones de neumáticos llegan al final de su vida útil en todo el mundo. Su masiva fabricación y la gran dificultad para hacerlos desaparecer, supone un gran problema medioambiental. Un neumático necesita mucha energía para ser fabricado y si no es reciclado, provoca una gran contaminación ambiental al degradarse. Si termina abandonado en la naturaleza, su degradación puede tardar hasta mil años. Esto produce un grave impacto, ya que con el paso del tiempo se produce una degradación química parcial que contamina el suelo. Además de esto, favorece al estancamiento del agua, lo que trae consigo plagas de insectos como el mosquito tigre y roedores, por lo que puede generar un entorno insalubre. 

Un neumático es un producto de alta tecnología. Es el único punto de contacto del vehículo con la carretera, y por nuestra seguridad cumple un riguroso estándar de calidad, para mantener sus prestaciones durante toda su vida útil. En su fabricación se emplean más de 200 componentes diferentes, partiendo de una base de caucho a la que se añaden gran número de productos químicos y diversos elementos metálicos y textiles. Por sus especiales cualidades de resistencia son prácticamente indestructibles. Sin embargo, a pesar de que los neumáticos se fabrican para ser cada vez más eficientes y duraderos, no hay que olvidar que su producción tiene un considerable impacto medioambiental y energético. Una rueda de un turismo requiere en su fabricación de 23,5 litros de petróleo y 7.500 litros de agua. 

Al reciclar los neumáticos reducimos el trabajo de extracción de materias primas, su elaboración y transporte, lo que conlleva una disminución importante del uso de la energía necesaria para llevar a cabo estos procesos. Al hacer menor consumo de energía generamos menos CO2 y reducimos el efecto invernadero, contribuyendo a la lucha contra el cambio climático. Por lo tanto el  reciclado de neumáticos fuera de uso es importantísimo para preservar el medioambiente y la biodiversidad. 

Sensibilizar e Informar para construir una sociedad más consciente y responsable 

La Concienciación Medioambiental es uno de los aspectos clave de la EEEC, de hecho, entre los objetivos estratégicos firmados en el Pacto por una Economía Circular, en el punto 8 dice: “Difundir la importancia de avanzar desde la economía lineal hacia una economía circular, fomentando la transparencia de los procesos, la concienciación y sensibilización de la ciudadanía”. 

La emergencia climática y la transición hacia un modelo de economía circular necesita la movilización y el compromiso de toda la sociedad, incluyendo empresas, organizaciones, administraciones y por supuesto, la ciudadanía. Y para conseguir sensibilizar a la sociedad, la comunicación tiene un papel fundamental como agente de concienciación. Desde TNU somos conscientes de ello, y activamente fomentamos la comunicación sobre el reciclado del neumático poniendo en valor la importancia del correcto uso y mantenimiento de los neumáticos para alargar su vida útil, y las posibilidades que tiene su reciclado, y de este modo promover una forma de vida más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. 

Nuestra próxima campaña de comunicación: “Cuido mis neumáticos, Cuido el medio ambiente” promueve con consejos la importancia de conducir de forma eficiente para contribuir a nuestro entorno, puesto que se ahorra combustible y emisiones de CO2 a la atmósfera. Con una conducción preventiva y circulando con una presión correcta de los neumáticos podemos ahorrar hasta un 3,3% de combustible y 2,45 kg de CO2 por litro de combustible consumido. La movilidad sostenible es una cuestión que atañe a todos, todas las acciones que la promuevan irán a favor de nuestro futuro.

Categorías

Últimas publicaciones

  1. ¿SABÍAS QUE… SE FABRICAN RAMPAS QUE FACILITAN LA ACCESIBILIDAD A PARTIR DE NEUMÁTICOS USADOS? 10/07/2020 14:08
  2. TNU REAFIRMA SU COMPROMISO CON LA ESTRATEGIA ESPAÑOLA DE ECONOMÍA CIRCULAR 23/06/2020 18:02
  3. ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE PARA LA ECONOMÍA CIRCULAR RECICLAR LOS NEUMÁTICOS? 03/06/2020 14:58

Historial

Ver más

© 2014 · TRATAMIENTO NEUMÁTICOS USADOS SL pinterest flickr Instagram Twitter Facebook Youtube